Aunque en general Windhoek es segura de día, hay que evitar salir de noche solo. Es preferible evitar llevar riñoneras o llamativas bolsas de cámaras de fotos o de video, o cualquier otro objeto que pueda llamar la atención de los posibles ladrones. Hay que tener cuidado de dejar nada a la vista dentro del vehículo. Si se quiere visitar Katutura u otro suburbio, es mejor contratar una actividad con gente local que los conoce bien.

Si necesita un taxi, es mejor solicitarlo en su hotel o restaurante, o llamar a cualquiera de las compañías de taxi que parar un taxi en medio de la calle. Es preferible acordar la tarifa antes de cogerlo.

Para quienes hayan alquilado un coche, Windhoek es una ciudad por la que nos podemos mover fácilmente, con sólo unas pocas carreteras principales, buena señalización, y sorprendentemente hay poco tráfico, incluso en las horas puntas. El aparcamiento es fácil y al igual que en ciudades europeas hay que pagar por aparcar en la calle hasta 18,00 de lunes a viernes, y hasta las 13.00 horas del sábado. Se paga a los guardias de coches – se les reconoce fácilmente por sus chalecos de color naranja o amarillo. Si se les da una propina, también se encargan de vigilar su coche.