Outjo.


Este pueblo cubierto de buganvillas, situado en el extremo noroeste de la B1 en la región de Kunene, fue fundado en 1897 por el Coronel Theodor von Leutwein como una pequeña base militar a fin de explorar la zona norte del África del Sudoeste Alemana. Actualmente tiene unos 5000 habitantes, y es principalmente un lugar de abastecimiento para las áreas de agricultura de los alrededores.

En esta población cruza la carretera C39 que termina en dirección este en Otavi, y comienza también la C38, carretera que sigue al norte hasta el Parque Nacional Etosha, cruzando el alojamiento Okakuejo. Aquí podrá hacer una parada de una noche en su camino hacia el parque.

Como lugares de interés podemos encontrar el museo histórico local (Franke Haus Museum) que detalla la campaña del Major Viktor Franke en Ovamboland. A 50 km al nordeste se encuentra la Cueva Gamkarab, conocida por sus estalactitas y estalagmitas. En los alrededores hay pistas para realizar excursiones, una vegetación poco común y el único filón del mundo de pietersita.

El Gamkarab Cave Guesthouse & Adventure Trails ofrece diferentes actividades: visitas guiadas a la cueva, salidas a caballo y a pie de hasta tres días. Si se lleva equipo propio, también se puede hacer inmersión en el lago subterráneo de la cueva o participar en rutas a la cueva de Mooeihoek acampando y al cañón del alto Ugab.

El «Monumento Impalila» conmemora la pequeña expedición contra el fuerte portugués en Impalila en Angola por el Mayor Viktor Franke en octubre de 1914 seguida por la masacre a la delegación alemana que había sido enviada para negociar un tratado de no-agresión.

En la ciudad hay una sucursal del Standard Bank, hay buenos restaurantes, un hospital, hoteles, supermercados, un café con internet y gasolineras. Y por último, pero no menos importante, la panadería alemana Outjo, donde se puede conseguir pan fresco, pasteles “Bosque Negro” y aperitivos.

Otjiwarongo.


El nombre de este pueblo ubicado al noroeste de Namibia, en la región de Otjozondjupa, significa «Lugar Agradable» o «Lugar Donde Pasta el Ganado Gordo» en lengua herero. Se encuentra en un cruce de caminos del ferrocarril y la ruta B1 y sus conexiones entre Windoek, el Triángulo de Oro de Otavi, Tsumeb y Grootfontein, y el Parque Nacional Etosha. Se encuentra en la B1, a unos 50 kilómetros al oeste del macizo de Waterberg y 250 km al norte de Windhoek.

Debido a que en esta zona las precipitaciones son relativamente altas (dentro del contexto de Namibia) los pastos buenos y el suelo fértil, los herero se instalaron aquí criando sin muchos problemas su ganado. Todavía hoy se encuentran en el área de Otjiwarongo algunas de las mayores empresas ganaderas de cría. Otjiwarongo es principalmente el centro abastecimiento de las granjas de los alrededores. La ciudad, con 12 000 habitantes, se ve verde, próspera y ordenada. Hay supermercados, bancos, hoteles, restaurantes y un jardín de cerveza popular. Frente al hotel Hamburger Hof se encuentra la oficina de turismo, es muy elemental y se ubica en la tienda de minerales.

En la estación de trenes reposa la locomotora nº 41, construida en 1912 por la compañía Henschel de Kassel, Alemania y llevada a Namibia para transportar el oro de las minas de Tsumeb hasta el puerto de Swakopmund. En el borde de ciudad podemos encontrar una nueva atracción: el Rancho de Cocodrilos, situado cerca de la frontera oriental de la ciudad. Realizan uno de los pocos programas de cría en cautiverio para el Cocodrilo del Nilo que ha sido registrado en la CITES. El rancho exporta las pieles, pero vende la carne en la localidad. Aquí se puede observar y fotografiar a los cocodrilos de cerca y aprender sobre los hábitos de reproducción de estos reptiles.

El interés principal para los turistas es la proximidad de Otjiwarongo al Parque Waterberg Plateau. Namibia es ‘la Capital mundial del Guepardo’ y Otjiwarongo es sede del Fondo de Conservación del Guepardo (Cheetah Conservation Fund), una organización internacionalmente reconocida dedicada a asegurar la supervivencia a largo plazo del guepardo mediante la investigación, conservación y educación. También aproximadamente a 90 kilómetros (50 millas) de Otjiwarongo está Okonjima, la casa de la Fundación Africat.