Sudáfrica: Notas sobre la historia del país


    Sudáfrica cuenta con algunos de los yacimientos paleoantropológicos más antiguos de África, entre los que se encuentra el Homo habilis, el Homo ergaster y el Homo sapiens (el hombre moderno). Los bosquimanos desde hace 100.000 años son los primeros grupos humanos afincados. Los descendientes de estos nómadas de la Edad de Piedra, cazadores y recolectores de piel ocre de la tribu San y pastores de la tribu Khoikoi, que aún habitan la provincia del Cabo Oriental, fueron desplazados por poblaciones más avanzadas como los xhosa y los zulúes.

    Si bien desde finales del siglo XV los europeos habían navegado cerca a las costas sudafricanas, solo en 1652 la Compañía Holandesa de las Indias Orientales estableció un pequeño asentamiento que se convertiría en Ciudad del Cabo. La ciudad se convirtió en colonia británica en 1806, provocando que los bóers (colonos originarios de Holanda, Flandes, Francia y Alemania) y los colonos británicos se adentraran hacia el norte y el este del territorio, lo que desencadenó en una serie de conflictos entre los afrikáner, los xhosa y los zulúes por la posesión de la tierra.

    El descubrimiento de yacimientos de diamantes y minas de oro provocaron el conflicto conocido con el nombre de Segunda Guerra Bóer, que enfrentó a británicos y bóers por el control de los recursos minerales del país. Aunque los bóers resultaron perdedores de la guerra, el Reino Unido concedió en 1910 una independencia limitada a Sudáfrica como colonia británica. El país alcanzó finalmente la independencia en 1961, cuando fue declarada la República de Sudáfrica.

    En conclusión, la historia moderna de Sudáfrica ha sido una batalla por el control de sus recursos entre varias tribus indígenas y los colonizadores europeos.

    Sudáfrica es hoy en día autosuficiente, derivada del largo periodo de aislamiento político que provocó su antigua política de discriminación racial conocida como apartheid. Este término, “segregación” en Afrikaans, que fue usado como slogan por el partido nacional (NP), describe la política aplicada después de ganar las elecciones de 1948. Siguiendo leyes de clasificación racial, el color de la piel dictaba dónde les estaba permitido a las personas vivir, ser educadas, trabajar e incluso ser enterradas.

    La liberación de Nelson Mandela en 1990, quien había estado en prisión desde 1963 (27 años), fue el principio de la transformación que marcó el camino hacia la democracia. Finalmente el 27 de Abril de 1994, todos los sudafricanos votaron y Nelson Mandela llegó a ser el primer presidente negro de la “Nueva Sudáfrica”. La constitución, aprobada en Mayo de 1996, cuenta con la carta de derechos más extensa del mundo.

    En última instancia, la victoria ha sido para la diversidad de razas y culturas y a pesar de los numerosos problemas, las animadas elecciones sudafricanas de 2009 probaron que la democracia aún está viva.

    MAS INFORMACION

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *