Polinesia: Isla de Moorea, archipélago de la Sociedad

[styled_box title=”Moorea: La isla mágica” class=”sb_gray”]
[frame align=”left” src=”http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/Moorea01.jpg” width=”200″ height=”151″]
Moorea, sugestiva y salvaje, es la isla hermana de Tahití. La historia narra que el guerrero Pai arremetió contra ella con su lanza en una batalla con el dios Hito. Pero esta lanza que falló el blanco golpeó y traspasó una montaña de la isla, que desde entonces se llamó Mou’a Puta, es decir “la montaña agujereada”. Reino importante de la familia real del Pomare, fue el centro principal en el que nació y se desarrolló el protestantismo. Aquí se publicó la primera Biblia en tahitiano en el siglo XIX. La isla se alza hacia el cielo con montañas volcánicas cubiertas por el verde aterciopelado de los cocoteros, de las palmas y da las plantaciones de piñas. Paisajes e historia no son las únicas cualidades de la isla, que es conocida también por la tranquila dulzura de la vida, sus piñas exquisitas, sus espléndidas playas blancas y la variedad de sus corales y criatura submarinas.

Entre las actividades que podrá realizar durante su estancia en Moorea podemos citar la escalada a las cimas, excursiones a las cascadas y descubrimiento de los valles y de las suntuosas bahías de Opunohu y de Cook, excursiones 4×4 entre plantaciones de piñas y otros campos de cultivo de frutas y árboles exóticos, con parada para degustar productos locales. Y por supuesto las actividades acuáticas como las rutas ecológicas de la mano de los especialistas del Morea Dolphin Center para descubrir estos fantásticos mamíferos marinos.
[frame align=”right” src=”http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/Moorea05.jpg” width=”200″ height=”151″]

Moorea ha seducido a artistas y poetas de todo el mundo y las numerosas galerías de arte presentes en la isla revelan su tranquila forma de vida y sus misterios. Destacan Les Arts Polynésiens en el centro Le Petit Village de Haapiti, la galería Van Der Heyde en la bahía de Cook y el taller Jean Shelsher en el Belvedere.

Una interesante excursión es la visita a la La Maison de la Nature du Mou’a Roa. Para llegar a la Casa de la Naturaleza hay que caminar por un espectacular sendero por el valle de Vaianae. Oculta entre la espesa vegetación, la espléndida casa estilo 1900 con dos ríos, flores tropicales y bosques endémicos, resulta encantadora. No hay que dejar de degustar las mermeladas naturales de la granja, su miel y sus frutas secas.

Otras excursiones de interés son la visita a las bahías de Cook y de Opunohu. La magnífica bahía de Cook o Paopao es uno de los más bellos paisajes del Pacífico. La bahía de Opunohu, más secreta pero igualmente hermosa, atrae a tantas aves y a tantos artistas como su gemela.
[/styled_box]
[styled_box title=”Excursiones en Moorea” class=”sb_gray”]
[frame align=”right” src=”http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/Moorea08.jpg” width=”200″ height=”151″]
También existen interesantes rutas para realizar a pie, que se recomienda seguir acompañados de guías. Una de ellas es la que va desde Vaiare a Paopao, que sigue un sendero que atraviesa plantaciones de piñas y otros cultivos hortícolas antes de llegar a las estribaciones del monte Tearai y a la línea de la cresta que lo separa del monte Mou’a Puta, desde donde la vista panorámica recompensa los esfuerzo de la subida. El camino baja después rápidamente hacia el valle de Paopao a través de un bosque de bambú y de arbustos tropicales. La ruta de la garganta de los Tres cocoteros comienza donde se juntan la carretera interior de Paopao y la de Opunohu, y recibe el nombre de Ruta de las Piñas. El sendero atraviesa varios riachuelos entre bosques de mape (castaños tahitianos) y sotobosque, conduciéndonos hacia los contrafuertes montañosos hasta la cima. En esta garganta, famosa antaño por sus tres cocoteros, ya sólo queda un ejemplar. Las vistas son magníficas con, en un primer plano, las dos bahías y todo el conjunto montañoso de Moorea y más allá las islas vecinas.
[frame align=”left” src=”http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/Moorea07.jpg” width=”200″ height=”151″]
La ruta del orificio de la Montañas hendida, Mou’a Puta comienza por el camino que lleva a dos cascadas de Afareaitu. Atraviesa bosques de helechos y un bosque de mape de extrañas formas, con dos horas de escalada hasta la cima. Después, se necesita más de una hora de esfuerzo y de atención para recorrer la cresta y acceder a la plataforma que domina el agujero, a la que se llega utilizando cuerdas de sujeción. En este hueco de sólo cuatro metros de ancho, sólo podemos estar a horcajadas. Para la bajada se tardan más de 3 horas.

[frame align=”left” src=”http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/Moorea06.jpg” width=”200″ height=”151″]
El ascenso al monte Rotui (900 metros) es sólo aconsejable para senderistas experimentados, con guía. El ascenso es muy abrupto y los pasos sobre la cima son peligrosos durante más de cuatro horas de esfuerzos. La vista de los paisajes de alrededor es indescriptible, con el antiguo cráter dominado por los montes Tohiea y Mou’a Puta, las dos bahías que se extienden más abajo y Tahití a lo lejos.

La gran laguna de Moorea es una fuente inagotable de actividades náuticas como exploración de la laguna en barco, alquiler de motos de agua, esquí acuático, paracaidismo, aquascope, picnic en el motu, etc. Los amantes de la pesca deportiva de altura y de recreo también tienen la posibilidad de alquilar embarcaciones o catamaranes durante toda la jornada para entregarse a su hobby. También se puede practicar el surf, principalmente en el paso de Matauvau. Actividad reina es el submarinismo. Moorea es conocido por el “shark feeding” (dar de comer a los tiburones) en sus lagunas, espectáculo organizado por varios clubes de submarinismo que siempre depara sensaciones fuertes a los amantes de los fondos marinos. No es extraño cruzarse con tiburones grises, limón o los de aleta negra entre las percas, las mariposas o los cirujanos, sin olvidar las morenas y las rayas leopardo. Las laderas de los arrufes guardan otras sorpresas con su diversidad de esponjas de colores o la rosas de coral. Pero también podrá disfrutar de los delfines y las ballenas salvajes, en el eco-Tour dirigido por el equipo del biólogo marino Michael Poole. Los delfines se acercan mucho al barco y a menudo se muestran muy activos.
[/styled_box]
[styled_box title=”Islas del Archipiélago de la Sociedad” class=”sb_gray”]

[/styled_box]
[styled_box title=”Archipiélagos” class=”sb_gray”]

[/styled_box]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *