Polinesia: isla de Huahine, archipiélago de la Sociedad

[styled_box title=»Huahine: el jardín secreto» class=»sb_gray»]
[frame align=»left» src=»http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/huahine01.jpg» width=»200″ height=»151″]

Esta isla ofrece numerosos atractivos, como los Jardines del Edén, o Aiiura Garden Paradise, el jardín de plantas medicinales polinesias, y al Eden Parc, donde admirar árboles provenientes de todo el mundo y saborear especialidades tropicales y deliciosos zumos de fruta. En la zona de Maeva se pueden hacer excursiones para descubrir los restos arqueológicos más antiguos y amplios de Tahití y sus islas, en medio de paisajes místicos modelados por mitos y leyendas. En Huahine se pueden surfear las olas más bonitas de las islas. Especialmente en las playas de Fare y Fitii, al norte, y Parea en el sur.

Entre las excursiones más interesantes que podrá realizar en esta isla, citamos la visita a los lugares históricos de Maeva. En Huahine Nui se encuentra Fare, el centro administrativo, que es un agradable puerto y un pequeño pueblo tranquilo situado al pie del monte Turi (669 metros).

[frame align=»right» src=»http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/huahine03.jpg» width=»200″ height=»151″]

La laguna Fauna Nui es un brazo de mar que por el otro extremo llega al famoso enclave arqueológico de Maeva. Este pueblo fue la cuna de los ocho dirigentes de la isla, por lo que abundan los marae reales, el primero de los cuales está defendido por fortificaciones. Este conjunto de piedras alineadas, baldosas y plataformas entre la laguna y las laderas de las montañas contiguas, se completa con las antiguas trampas para pescar y un “faree potee”, lugar de reunión con forma oval. La carretera continúa hacia la población de Faie, célebre por las anguilas con orejas consideradas sagradas por los lugareños que las alimentan. La pista se bifurca hacia el interior de la isla a través de las pendientes del monte Turi, hacia el Belvedere habilitado que permite buenas vistas de la hermosa bahía de Maroe y del pueblo situado en la isla del sur.

[/styled_box]
[styled_box title=»Otras excursiones en Huahine» class=»sb_gray»]
[frame align=»left» src=»http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/huahine04.jpg» width=»200″ height=»151″]

Una interesante opción es visitar el monte Turi. La carretera transversal permite admirar la opulencia de las plantaciones de taro y de vainilla antes de llegar a Fitii, un pueblo escondido al fondo de una bahía. En vez de regresar a Fare, el Tour se puede continuar en dirección a Huahine Iti, más pequeño y menos habitado, atravesando el puente que separa las dos grandes bahías de Maroe al este y de Bourayne al oeste. Hay que detenerse en el pueblo de Maroe, desde donde las vistas sobre Huahine Nui son espectaculares, principalmente la del monte Turi y hacia el oeste, la silueta montañosa de una formación conocida como el gran remo del dios Hiro. En la costa oriental, la población de Tefarerii continúa desprendiendo la nostalgia del esplendor de antaño, cuando fue elegida real de la dinastía Pomare. Sus habitantes viven ahora del cultivo de la sandía y del melón, que realizan en el motu vecino. En el sur de la isla, cerca de Parea, se encuentra la más hermosa playa de arena blanca, con una laguna simplemente ideal.

[frame align=»right» src=»http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/huahine05.jpg» width=»200″ height=»151″]

El marco natural de las grandes bahías y de los Motus es perfecto para los paseos en barco que incluyen un picnic en una de las playas de estos islotes y visitas a las granjas de perlas. La práctica del surf es uno de los grandes atractivos de la isla. Las olas regulares de los pasos entre arrecifes son muy apreciadas por los surfistas sagaces, principalmente la del norte, frente a Fare y Fitii y las del su frente a Parea.
Y por supuesto, la práctica del submarinismo, El estado salvaje de los fondos submarinos de Huahine constituye un auténtico paraíso. Una gran variedad de peces nos acompañarán en cada inmersión a lugares todavía vírgenes. Los más experimentados pueden explorar las laderas de los arrecifes y las grutas llenas de peces en busca de las rayas manta, las barracudas y los tiburones.

[/styled_box]
[styled_box title=»Islas del Archipiélago de la Sociedad» class=»sb_gray»]

[/styled_box]
[styled_box title=»Archipiélagos» class=»sb_gray»]

[/styled_box]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *