Polinesia: isla de Bora Bora, archipiélago de la Sociedad

[styled_box title=»Bora Bora, la perla del Pacífico» class=»sb_gray»]
[frame align=»left» src=»http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/bora%20bora08.jpg» width=»200″ height=»151″]

Volcán surgido en medio de una de las lagunas más bellas del mundo, Bora Bora, “la Perla de la Polinesia”, siempre nos hace soñar. Su majestuosa silueta esta esculpida por las cumbres de sus tres montañas. La más alta es Otemanu, con 727 metros, seguido por la legendaria Pahia. La isla todavía se enorgullece de las expediciones de sus silenciosos remeros guerreros de antaño y de su antigua denominación de Raiatea, su eterna rival. La generosa naturaleza ha obsequiado a esta isla con una laguna de aguas traslúcidas de inconmensurable belleza, jalonada por numerosos islotes paradisíacos. El poder de seducción de Bora Bora está siempre vivo. Todavía en la actualidad, muchos pintores, escritores, filósofos y hedonistas siguen los pasos de Alain Gerbault, Herman Melville o Paul-Emile Victor.

[frame align=»right» src=»http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/bora%20bora05.jpg» width=»200″ height=»151″]

Considerada la más hermosa del mundo, la laguna de Bora Bora es una piscina natural multicolor y luminosa en la que todos pueden disfrutar de sus aficciones náuticas y tomar baños de sol únicos en las playas de arena blanca o en los motu diseminados por las aguas cristalinas de la laguna. Es el mayor acuario al aire libre de Tahití y los submarinistas de todos los niveles pueden satisfacer aquí toda su curiosidad y su ansia de aventuras. Entre los lugares de inmersión más conocidos se encuentran: “la avenida de las rayas”, donde habitan diferentes tipos de rayas, como la raya leopardo que se agrupa en bancos de un centenar de ejemplares; “el valle blanco” fuera de la laguna, al norte de la isla, que debe su nombre a la arena blanca de su magnífico precipicio y a los corales que atraen a miles de peces multicolores, escoltados por los bancos de barracudas o por los tiburones. La increíble punta Tupitipiti está considerada como uno de los lugares más bellos de Polinesia, tapizado de corales, de esponjas marinas y de gorgorianos en una verdadera explosión de colores, y es también el punto de encuentro de los grandes tiburones, los atunes y las barracudas.

Durante el mes de julio Bora Bora festeja el “Heiva”. Se celebran numerosos actos culturales y deportivos: concursos de lanzamiento de jabalina, levantamiento de piedra, carreras llevando frutas, carreras de piraguas, concursos de cantos y danzas en los que participan los mejores danzadores de la isla.

[/styled_box]
[styled_box title=»Excursiones en Bora Bora» class=»sb_gray»]
[frame align=»right» src=»http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/bora%20bora09.jpg» width=»200″ height=»151″]

Entre las excursiones de mayor interés se encuentra la visita a Vaitape, que está comunicado por el único paso de la isla, Teavanui, bordeado por el encantador islote Motu Tapu, lugar donde se rodó “Tabú” de F. Murnau y que durante un tiempo se convirtió en refugio del gran explorador Paul-Emile Victor. La plaza principal de la ciudad ha sido bautizada como Plaza Alain Gerbault, debido a la presencia de la tumba en forma de marae-con tres gradas de guijarros-de este ilustre navegante de principios de siglo que convirtió la isla en su tierra adoptiva. La carretera hacia el norte conduce a la punta Farepiti que abarca la profunda bahía de Faanui, el pueblo, del mismo nombre, fue la cuna de la antigua familia reinante, lo cual explica la presencia de varios marae alrededor de la bahía. En la punta Farepiti se pueden observar también las piedras esculpidas (los Tiki de piedra gigante) del marae real Farareua, también llamado Marotetini. En otros dos lugares próximos al pueblo se encuentran los marae Taianapa y Fare Opu, que presenta petroglifos. En la punta sur de Matira comienza la parte de la costa protegida, la más turística de la isla, que cuenta con una fantástica playa y una hermosa laguna. Sobre la colina, a media hora de caminata, las antiguas piezas de artillería del ejército norteamericano apuntando al mar, vigilan todavía este lugar. Pasando la punta Raititi, la carretera se adentra en la majestuosa bahía de Povai, desde donde hay una vista espectacular del pico Otemanu y del motu Toopua, rematado con un pequeño relieve, que deja aparecer las legendarias “campanas de Hiro”.

[frame align=»right» src=»http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/bora%20bora02.jpg» width=»200″ height=»151″]

Por las antiguas carreteras militares podrá realizar excursiones en 4×4 hasta el interior de la isla. La más conocida es la que comienza en Faanui hacia la bahía Vairau, con parada en la cima, donde la vista abarca hasta las islas vecinas de Raiatea, Tahaaa y Mautpiti. El otro itinerario transcurre también por el norte de la isla, por las pistas de la Punta Tahiti y la línea de la cresta en dirección al monte Popoti, de 249 metros, reconocible por su pico.

Otra opción es realizar la caminata hacia el Pahia, que es de un nivel bastante complicado y dura más de tres horas de subida y dos de bajada. Se sale de Vaitape hasta el pie de de los acantilados, a través de los vergeles y de un bosque de mape. El camino conduce en medio de grandes espacios de orquídeas salvajes y de helechos arborescentes hacia una primera cima. Finalmente, la cresta nos lleva a la cumbre del Pahia de la que, según cuenta la tradición, el dios de la guerra descendió sobre un arco iris. Desde arriba, la panorámica de todas las islas de Sotavento corta el aliento.

[frame align=»left» src=»http://www.bacara-viajes.com/images/Info%20Paises/Polinesia/bora%20bora06.jpg» width=»200″ height=»151″]

La caminata al monte Otemanu se realiza desde la bahía de Vairau y son más de dos horas de subida. La segunda parte, por pendientes muy empinadas, es difícil por las posibles caídas de piedras. A veces se pueden encontrar cabras salvajes. La entrada de la gruta situada al pie del pico Otemanu impresiona por su tamaño. Anida aquí una colonia de rabihorcados y, desde el interior de la gruta la vista sobre el océano es sorprendente.

[/styled_box]
[styled_box title=»Islas del Archipiélago de la Sociedad» class=»sb_gray»]

[/styled_box]
[styled_box title=»Archipiélagos» class=»sb_gray»]

[/styled_box]

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *