El Parque Nacional de la Meseta Waterberg está situado en el centro de Namibia abarcando la meseta con el mismo nombre, a 68 km al este de la ciudad de Otjiwarongo. Se situa por encima de las llanuras del este del Kalahari, con unos 200 metros de altura sobre la sabana, ofreciendo unas vistas espectaculares a las tierras de los bosquimanos y los hereros.

La composión geológica y de vegetación de esta zona es única y realmente sorprendente. Todo lo que constituye la parte superior de la meseta forma un area de los mas primitivos y originales del mundo. Geológicamente, el estrato rocoso más antíguo tiene más de 850 millones de años.

Podrá explorar estas tierras de piedra arenisca de color rojo brillante y vegetación exuberante, en las que los dinosaurios vagaban hace mas de 150 millones de años atrás, dejando sus huellas que hoy en día podemos encontrar. En el parque hay nueve senderos que se pueden seguir. Se puede realizar una excursión de tres días guiada por un guarda del parque a la cumbre del Waterberg, o proponerse el reto de realizar el recorrido de 42 kilómetros por su cuenta, siguiendo las rutas naturales, senderos habilitados y a través de cursos de ríos secos. Si decidimos hacerlo por nuestra cuenta, tenemos que ser autosuficientes, aunque hay refugios con agua. No están permitido realizar fuego. El Parque Nacional ofrece hojas informativas con detalles sobre las rutas de senderismo.

Nota: No esta permitido acceder a la cumbre a vehículos no autorizados. Diariamente hay salidas en vehículos del parque, con una duración aproximadamente de cuatro horas que nos llevan a conocer la vida salvaje en el waterhole y conocer el State-of the art. Se recomienda llevar ropa de abrigo.

Podremos visitar el restaurante para Buitres, diseñado en un esfuerzo de conservación donde cientos de buitres, incluidos buitres del Cabo, vienen a darse un buen festín. Podemos contratar salidas guiadas en vehículo a la meseta, que nos acercan al waterhole (pozo de agua) donde los animales se acercan a beber y nos permiten disfrutar de la vida salvaje y aprender mas de una de las áreas de conservación mas singulares del mundo.

En la periferia del parque podemos encontrar el Centro de Educación Ambiental de Okatjikona. Es uno de los centros de educación ambiental líderes en Namibia. La escuela del centro, grupos institucionales y universitarios junto con el personal del parque, organizan tours de aprendizaje a coste bajo.

En el Camp Waterberg podemos encontrar bungalows, piscina, restaurante y camping.

Como llegar: Tome la B1, que es la carretera principal de norte / sur, y gire hacia el este en el C22, salida al Parque Waterberg Plateau. Tome la D2512 a 33 km hasta la oficina del parque en Onkoja. El parque está situado a 60 km al este de Otjiwarongo y 300 al noreste de Windhoek.

Más información

Vida salvaje en Waterberg

El Parque Nacional no solo es una isla de colores vivos y biodiversidad, sino que presenta una oportunidad natural para la conservación. Dada la inaccesibilidad de la meseta, en la década de 1970 varias de las especies en peligro de Namibia fueron trasladadas aquí para protegerlas de los depredadores y la caza furtiva. La primera especie que se introdujo en esta zona para protegerla, fue el antílope más grande: el eland de África, pero pronto los conservacionistas, reconociendo las defensas físicas naturales de la meseta en contra de la invasión humana y el ganado, introdujeron otros animales en peligro de extinción: el rinoceronte blanco y el negro, el búfalo del Cabo, y los antílopes tsessebe, sable y ruanos. Las poblaciones de estas especies van en aumento y los animales excedentes se liberan regularmente en otros parques de Namibia o se subastan a través del State-of-the-art para repoblar otras áreas. Los beneficios obtenidos de estas subastan se utilizan en la conservación. La caza furtiva ha sido eliminada, y el Waterberg Plateau Park es una fortaleza natural para la conservación.

El parque es también la casa de jirafas, kudús, impalas y jabalíes, aparte de algunos depredadores: los leopardos merodean por los acantilados, mientras que guepardos, chacales y el caracal negro son más propensos a verse en la parte superior de la meseta o abajo en la sabana. De vez en cuando los perros salvajes y leones se acercan a visitar la meseta desde el este.

Es un paraíso para los amantes de las aves, donde más de 200 especies han sido registradas en el parque. Aparte de albergar unas 33 especies de aves rapaces, como el águila negro, el Waterberg tiene la mayor densidad de halcones peregrinos en África. También es el hogar de las últimas poblaciones de buitres del Cabo, en Namibia. Estas son las aves más raras del país, con una población de tal sólo diez individuos. Cebos envenenados establecido por los agricultores para matar a los depredadores es la principal causa de su decadencia. Un restaurante de buitre se ha establecido en las canales atraen a cientos buitres os, incluyendo el buitre del Cabo. Alimentación están abiertas al público y ofrecen excelentes oportunidades fotográficas. De las once especies de aves endémicas en el país, siete se encuentran aquí.

La marca del hombre

Los primeros ocupantes humanos fueron los San, cuyos grabados de hace miles de años se pueden ver todavía ver en las rocas del waterhole Okarakuvisa. Una pequeña comunidad de San seguía viviendo en este lugar hasta finales de 1960.

El sitio es también el hogar de uno de los puntos cruciales en la historia de Namibia, siendo testigo de varios conflictos. El encuentro militar más espectacular se produjo en 1904 cuando las fuerzas coloniales alemanas lucharon contra el pueblo herero, que había puesto en escena una revuelta liderada por el presidente Samuel Maharero. Los hereros, posteriormente huyeron con su preciado ganado al desierto del Kalahari, a las llanuras sin agua de Omaheke, donde perecieron casi dos tercios de la población herero.

Cerca de la entrada del parque, hay un pequeño cementerio donde se pueden ver las tumbas de los soldados alemanes que perdieron la vida en Waterberg.

En 1907, el Waterberg fue proclamada Reserva de Caza N º 4 por las autoridades alemanas, pero en 1928 se abolió esta proclamación y se establecieron en su base grandes cultivos de frutas  convirtiéndose en el principal abastecimiento de cítricos de todo el país.

Posteriormente esto se eliminó y en 1972 se estableció como Parque Nacional y todavía está en expansión, cubriendo un tamaño de unos 405,39 km2 y con una altitud de 1650-1700 m sobre el nivel del mar.