El área centro-norte de Namibia nos lleva directamente al Parque Nacional Etosha, una de las reservas más ilustres del mundo. En este parque a diferencia de otros, es muy fácil moverse y es posible recorrerlo con vehículos con tracción dos ruedas. En el parque habita una gran cantidad de vida salvaje y se caracteriza por su enorme salar.

Mientras Etosha es la principal atracción en el norte de Namibia, la región al sur de la misma tiene mucho de interés. Las grandes granjas dominan estas colinas, las tierras altas están bien bañadas por agua, y muchos habitantes han abandonado el ganado para dedicarse al turismo, convirtiendo algunas de estas granjas en casas para huespedes. Okonjima Guest Farm ha sido una de las primeras, y es una gran atracción para los visitantes.

Otras zonas de esta región son menos conocidas, pero en ellas podemos aprender como vive la gente local, como cultivan la tierra los agricultores, y nos ofrece oportunidades para relajarnos.

En el lado oriental de esta zona encontramos la meseta de Waterberg, mas famoso por sus espectaculares paisajes y senderos para recorrer y por la sensación que nos dará de desierto, que por su visión para salidas de safari.

Etosha, Waterberg y Otsjozondjupa