En la zona norte de Namibia, Ovamboland es totalmente diferente al resto del país: es una franja verde de tierra entre Etosha, el Kunene y el río Okavango, y es en gran parte, una zona en blanco en los mapas turísticos de Namibia. Hay numerosas depresiones que cortan las grandes explanadas y se llenan de agua durante la época de lluvias, que se producen en verano. Estas lluvias ayudan también a que florezca una densa capa de vegetación y se puedan realizar extensos cultivos.

Ovambolan era llamada antes de la independencia, posteriormente se ha dividido en cuatro regiones: Omusati, Oshana, Ohangwena y Oshikoto. Esta muy poblada y es el hogar de los Owambo (el grupo étnico más numeroso de Namibia), que formaron la columna vertebral de apoyo de la SWAPO en la lucha por la independencia. La región era algo así como un campo de batalla antes de 1990, y ahora los estos en blanco del mapa esconden una alta concentración de población rural que viven de la agricultura del maíz, el sorgo y el mijo.

Para llegar podemos hacerlo a través de la B1 o de la C46. La B1 esta asfaltada y la conducción sería rápida de no ser por las cabras, vacas…que te vas encontrando por el camino. Junto a la B1 hay un canal que resulta una fuente vital durante la dura estación seca. Al recorrerlo nos encontraremos con una auténtica experiencia cultural, observando como vive día a día la gente del lugar: veremos mujeres llevando recipientes llenos de agua a sus casas mientras que otras lavan sus ropas, niños jugando con el agua y chapoteando para refrescarse, grupos de hombres sentados bajo una sombra o pescando en el agua turbia para luego vender sus presas en pequeños puestos a la sombra. La gente hace autoestop para ir de una población a otra y viajan en pequeñas furgonetas apretados como en un enjambre. Recorriendo los diferentes caminos nos encontraremos con pequeños pueblos que están creciendo rápidamente. Aquí también se encuentran el Mercado de Artesanías en Tulongeni Omuthiya o el Proyecto de Cerámica Ndilimani en Onenongo. Los canastos y sombreros se tejen a partir de hojas de palma, el aceite se obtiene de la fruta Marula y las jarras y cuencos de barro se cuecen en fosas llenas de carbón al rojo vivo.

En dirección al sureste, hacia Tsumeb, tierra se vuelve más seca y hay menos densidad de población, el maíz se convierte en el cultivo más dominante. Cuando la tierra no se cultiva, los matorrales de acacia sustituyen los arbustos verdes de mopane al borde del camino. En esta zona podremos encontrarnos aves rapaces, entre las que se encuentra las águilas Bateleur que son comunes aquí.

Owamboland tiene tres ciudades principales: Oshakati, Ondangwa (que son muy similares entre si) y Ruacata. Ruacata fue construida exclusivamente para dar servicio a una gran central hidroeléctrica. Fuera de las ciudades las tierras son llanas, sin montañas, colinas, ni lomas, y parece que no tienen fin, solo salpicadas por algunos arboles y Baobab que rompen la monotonía.

Más información