Es un tramo de 15 kilómetros de playa de arena situada en la costa atlántica del país, a mitad de camino entre Swakopmund y Walvis Bay. La playa es muy tranquila y segura para nadar en ella, y está resguardada de los vientos dominantes del suroeste y las tormentas por Pelican Point; detrás de una gran colina se encuentra el puerto de Walvis Bay.
En el extremo sur de Long Beach se ha desarrollado gradualmente un complejo con un muelle deportivo, paseo marítimo, lugares para hacer picnic y un restaurante. Se han construido un pequeño grupo de casas.
Long Beach es una playa verdaderamente maravillosa para visitar, salvaje y sin apenas turistas nos dará la sensación que la playa es nuestra. La playa ofrece unas vistas de las dunas que se extienden sin interrupción mas allá de lo que nuestra vista puede alcanzar. Las puestas de sol que nos ofrece la playa son realmente magníficas. Los amantes de las aves pueden tener la suerte de ver el raro Damara Tern, que se habita y se reproduce en la zona.