Ver mapa más grande
Esta localidad fundada por los británicos en 1935, es la mas alejada de Windhoek, se encuentra en el extremo oriental de la franja del Caprivi. Es la sede administrativa de esta región, sustituyendo al antiguo puesto alemán: Schuckmannsburg, que ahora consiste solo en un puesto de policía, una clínica y unas cuantas chozas. Durante el periodo de ocupación de Namibia (entonces llamada África del Sudoeste) por parte de Sudáfrica, y mientras se aplicaron las políticas de «desarrollo separado» del apartheid, la ciudad sirvió como capital administrativa del bantustán de Caprivi del Este.Debido a su posición aislada y al hecho de que se ignoraron las fronteras tradicionales tribales (más incluso de lo que era normal al trazar los mapas de la era poscolonial), la zona alrededor de Katima Mulilo ha sido escenario de frecuentes revueltas. En agosto de 1999, la ciudad estuvo sujeta a violentas manifestaciones por parte de separatistas que pretenden la creación de un estado independiente en la zona.

Katima es una ciudad grande, con buenas instalaciones y muy africana, goza de una frondosa vegetación y árboles, situada a orilla del rio Zambezi. La ciudad tiene una plaza central , un par de supermercados (Katima y Ngwezi) y una oficina de correos; Ngwezi. No tiene restaurantes; hay un par de puestos de comida para llevar y cerca podemos encontrar el Caprivi Arts Centre, un mercado al aire libre donde podremos comprar alimentos, además de piezas de artesanía local, como tallas de madera de animales, cestas, lanzas, cuchillos….. Esta ciudad tenia fama por la cantidad de elefantes que la atravesaba, pero hoy en día queda muy poca vida salvaje.

En la plaza central se encuentra el Bank of Windhoek, abierto los días laborables, donde se puede cambiar dinero y checkes a ritmo africano. Tiene un cajero automático, que no opera con todas las taretas extranjeras. Y si lo que quiere es conseguir moneda de Zambia: Kwachas, lo mejor será comprarla a los comerciantes locales en el lado de Zambia.
En la ciudad puede encontrar un taller de reparación para vehículos: el Toyota Katima, al lado del garaje Caltex, justo al lado de la plaza. Justo detrás de la plaza se encuentra la oficina de Air Namibia, y la panadería Butchy Butchy que vende pan recién hecho bien. Si necesita enviar un fax, consultar su correo electrónico o navegar en internet, en un edificio al lado del Caprivi Art Centre podrá encontrar IWAY.

Recientemente, en el oeste de Zambia ha comenzado a abrirse, y Katima esta asumiendo el papel de ciudad-frontera: una base para los suministros y la comunicación para los nuevos campos en la cuenca alta del río Zambezi, en Zambia. Tiene aire salvaje, parecido al que Maun solía tener hace una década, siendo el centro de negocios para los safaris del Okavango.

Como llegar: Si se quiere llegar en avión, a 18 km de la ciudad se encuentra el aeropuerto M´Pacha, que recibe tanto vuelos de un par de compañías privadas, como vuelos de la compañía Air Namibia (estos segundos no operan todos los días). Air Namibia vuela a Windhoek y a las Cataratas Victoria.

Por carretera podemos llegar fácilmente desde Ethosa (900 km aproximadamente) , Kasane (125 kms) o Windhoek (1226 kms). Desde Windhoek subiremos al norte hasta Rundu, y seguiremos la B8 que atraviesa la franja del Caprivi. La carretera es muy buena. Si se quiere salir de Namibia atravesando la frontera con Zambia por Wenela, o bien por Ngoma Bridge ( a 69 km) para entrar en Botswana, tenemos que pagar y presentar un impuesto de circulación de unos 10 $ en la oficina de recaudación transfronteriza.