Este parque fue proclamado como tal el 01 de marzo 1990. Hasta esta fecha el parque era un coto de caza descontrolada, en la que los lugareños y cazadores casi terminan con la fauna. Este parque al igual que Mamili, fueron declarados como tal en una tentativa desesperada por salvar la devastación que se estaba produciendo.

Con la esperanza de combinar la conservación de la vida salvaje y el uso sostenible de los recursos naturales con el desarrollo económico del lugar, los antiguos dueños del Lianshulu Lodge colaboraron con la comunidad en la creación de la Lizauli Traditional Village, donde los visitantes aprenden de la vida rural del Caprivi.

La singularidad del Parque Nacional Mudumu es su entorno paisajístico fluvial y sus bosques continuos de Mopane. Esta combinación de características naturales hacen que el parque y la región de Caprivi resulten muy atractivos para el viajero.

Más información

Descubre Mudumu

Conduce a través del espeso bosque de mopane, disfrutando de los espectaculares paisajes que ofrecen estas llanuras fluviales con pantanos de papiros y lagos temporales asediados por las aves acuáticas. Serás eclipsado por árboles inmensos: “Leadwood”. Y por encima de todo, la experiencia de conocer uno de los lugares más raros y preciados de Namibia ¡un lugar con un montón de agua corriente!.

Naciendo en las zonas altas de Angola, el río Kwando fluye a lo largo la frontera con Mudumu antes de desaparecer en el delta del Okavango. El río es el alma de esta región. Donde se encuentran las criaturas amantes del agua de Mudumu; los elefantes y los hipopótamos, las nutrias de cuello moteado y cocodrilos, y los extraños antílopes Lechwe y sitatunga. En esta agua habitan numerosas tortugas y peces con colmillos de tigre.

Podremos observar la vida de la gente local en el río, como los pescadores de la zona se manejan hábilmente con sus Mokoros y echan sus redes, y disfrutaremos con el sonido de los tambores y el canto de las aldeas cercanas. Completa el día acampando en los bosques ribereños y escuchando la orquesta de la naturaleza, el chapoteo de los peces que saltan en el agua, el croar de las ranas y el sonido de las risas de los hipopótamos de Mudumu.

Madera + fuego + agua = vida salvaje

Este parque de 1.010 km2, se centró en el curso del rio Mudumu Mulapo. Es una creación tanto del Ministerio de Medio Ambiente y Turismo, como de la madera, del fuego y del agua. Los densos bosques mopane que cubren el centro del parque, ofrecen refugio a los animales como el roan, el kudu y el sable. El fuego arrasa estacionalmente secciones del parque, al igual que las aguas del rio Kwando, pero esto también nutre la tierra. La ceniza actúa como fertilizante natural provocando el crecimiento de la hierba fresca. Tras las lluvias de la primavera en las tierras altas centrales de Angola el río Kwando se eleva, llegando a veces a superar los dos metros, inundando las llanuras que rodean los bosques en Mudumu. El césped nuevo nutre las grandes manadas de animales de las llanuras, sobre todo de la cebra de Burchell y a los impalas. La subida del Kwando también nutre las camas papiros que se forman y los pantanos actúan como criaderos de peces y sirven como hábitat de aves de excelentes humedales. Alrededor de 430 especies de aves han sido registradas en esta región, incluyendo gruyas, cigüeñas, ibis y el gallito de agua, que corren sobre sus grandes patas palmeadas por las camas de lirios.

En el Parque Nacional Mudumu no solo se celebra la libertad para el país, sino también para la vida salvaje. Debido a la ausencia de vallados y de su ubicación geográfica, Mudumu sirve como un crucial enlace transfronterizo para la migración de la fauna salvaje entre Angola, Namibia y Botswana, es una: “super carretera” que conecta los tres países.

Los conservacionistas han establecido que los principales viajeros en esta carretera son los elefantes. En todo momento hay que estar atentos, ya que nos podremos cruzar con manadas de elefantes en cualquier instante, se mueven libremente por el parque y por las aguas que lo rodean, cruzando las principales vías de la zona.

A pesar de que los rinocerontes están ausentes, podemos encontrarnos con los “cuatro grandes” restantes. El parque es uno de los pocos lugares en Namibia donde se encuentra el búfalo del Cabo. Mudumu es también un lugar de depredadores. Los Leones deambulan a sus anchas; leopardos y hienas cazan en la noche y jaurías de perros salvajes se están aumentando en número y criando con éxito a sus cachorros, un canto alentador para su futuro y para el futuro del parque.

Conciencia local: el impacto internacional

En Namibia, la conservación es una prioridad nacional. Desde su lugar histórico en la Constitución a sus raíces en los corazones y las mentes de la población local, la conservación está teniendo un impacto positivo en las comunidades rurales y en los animales que comparten sus tierras.

En los últimos años, cientos de animales han sido trasladados desde la parte posterior del parque de Namibia a parques y zonas de conservación en la región del Caprivi. Se han reintroducido con éxito en Mudumu y en las zonas que rodean al parque especies como el Eland, jirafas y antílopes sable, los cuales se han reproducido y aumentado su población, permitiendo que también se hayan trasladado del parque a otras zonas impalas, jirafas y búfalos.

Varios animales fueron equipados con collares de seguimiento y posicionamiento global, seguidos vía satélite, de modo que los guardaparques en Namibia y científicos de lugares tan lejanos como los EE.UU. son capaces de rastrear sus movimientos. La información obtenida de estos collares nos dará una entendimiento mejor de: ¿cómo y por qué? los animales se mueven a través de este impresionante paisaje, y con la comprensión, nuestra capacidad para proteger a estas criaturas y esta espectacular zona crecerá.

Información general para viajar a Mudumu

nstalaciones: Hay un camping sin vallar con agua del río y servicios básicos de saneamiento en el Campamento de Conservación de la Naturaleza Nakatwa en Mudumu. Los visitantes deben ser autosuficientes en materia de agua, alimentos y combustible. También hay dos casas de campo de gestión privada e instalaciones de alojamiento en zonas de conservación adyacentes al parque. Es obligatorio comprar los permisos de entrada.

Cómo llegar: Para llegar al Parque Nacional Mudumu, hay que desviarse en la B8 – la autopista Trans-Caprivi – en el D3511 después del puente Kongola. Son imprescindibles vehículos con tracción a las cuatro ruedas, ya que el terreno puede ser de arena, barro y pantanoso. Es aconsejable llevar dos vehículos.

Precipitaciones: la precipitación media anual ronda los 550 mm a 700 mm por año, con el período de lluvias mas intensas en enero y febrero. En años de fuertes lluvias, las inundaciones pueden ser extensas.

Tipo de vegetación: la franja del Caprivi esta recorrida por paisajes fluviales y bosques ribereños.

El Parque Nacional Mudumu se encuentra en una zona de alto riesgo de Malaria. Las Precauciones son necesarias.